domingo, 23 de noviembre de 2014

Damien Rice.

Creo que podría decir que Damien Rice es mi cantante preferido, nunca pensé que fuera a tener preferencia por uno o por otro ya que me gustan casi todos los géneros y no puedes comparar a un cantante de rock con uno de pop, por ejemplo, pero el señor Rice tiene un algo que me hace temblar cada vez que lo escucho. No sé si son las letras de sus canciones, su guitarra o su piano, sus gestos, su voz, quizás sea todo.
Para aquellos que no lo conozcáis, cosa que es muy posible, Damien es un músico irlandés al que me gusta llamar 'la depresión con patas', no os cuento su vida porque para eso ya está Wikipedia.
Yo lo descubrí gracias a un casting fantástico del programa británico 'The X Factor', lo dejo a continuación (seg. 0:50).


Me enamoré de esta versión pero es que busqué la original y entonces descubrí lo que te puede llegar hacer sentir la música, estuve meses obsesionada con ese tema, escuchándolo todos los días pero no indagué más. Poco después vi una película en cuya BSO se incluía 'The Blower's Daughter' y reconocí enseguida su voz. Me picó la curiosidad y empecé a buscar más sobre él.

Descubrí que Damien Rice cantaba con Lisa Hannigan, cada vez que veía algún directo de ellos me quedaba boquiabierta, babeando, que espectáculo para los sentidos, que voces tan distintas y que bien se complementaban. Para mi 'I Remember' es su canción, no creo que ni ella pueda cantarlo con otro, ni él con otra, pueden hacerlo pero nunca sonará así, por supuesto la parte instrumental de diez también. Es genial ver como Lisa brilla en la oscuridad de Rice.



Cuando leí que se habían separado se me partió el alma, no me imaginaba a un Damien sin Lisa, no porque juntos eran perfectos, sinceramente creo que nunca se repetirán esas actuaciones. Lisa siguió hacia adelante y consiguió hacerse su hueco en la industria musical, he de confesar que no he escuchado nada de ella pero he leído que no le va mal. Pensé que perdería igualmente el interés por Damien pero no fue así.

Después de haber escuchado a Damien sin Lisa puedo decir que me equivocaba. Este hombre consiguió convertir una ruptura en arte. Hay un concierto que hizo en Korea (por Youtube podéis encontrar vídeos sueltos) que me pone los pelos de punta. Cada canción tiene un tinte ligero de nostalgia, dolor, desprecio y arrepentimiento.
Que Lisa lo dejará fue lo mejor que le podía pasar como artista, porque aunque en su época 'feliz' parecía que ya no podría superarse, llegó y calló bocas. Para que me entendáis:


En el minuto 04:35 llega su momento álgido, nunca, nunca he visto a una actuación así, puedes sentir lo que canta, y está claro que no ha superado que Lisa no esté a su lado. Ahora sus canciones tienen sentido, creo que nunca fueron escritas para cantarlas con ella, estás canciones son de Damien, del Damien roto y nostálgico, de un Damien que parecía haberse quedado atascado pero que hace pocas semanas nos sorprendió con un disco nuevo tras un parón que parecía interminable.

'My Favourite Faded Fantasy' debería llevar el nombre de Lisa, porque cada canción del disco está escrita para ella, cada canción muestra a un Damien que no ha olvidado, a un Damien arrepentido, a un Damien que todavía la ama. Que delicia de disco.

Ojala nunca me enamore de la forma en la que lo hizo él, porque yo no podré algo tan magnífico. Este, queridos lectores, es mi artista favorito, al que recurro cuando estoy mal, un hombre oscuro que le da luz a mi vida. Gracias Damien.