sábado, 13 de abril de 2013

Ya estamos otra vez.

Prometí no volver a hacerlo, prometí cambiar, estaba segura de que lo haría...fallé.
No pude hacerlo y mientras pasaban los minutos veía como el número de posibilidades iba disminuyendo, veía como se iba y no fui hacia él, tuve la oportunidad y no lo hice. 
Supe desde el principio que no lo haría, pero me engañaba repitiéndome que podía hacerlo.
Y ahora ya resultaría tan extraño, ha pasado un tiempo y ni él ni yo hemos cedido, aún así me gusta pensar que es como yo, que está indeciso, que hay algo pero ninguno de los dos sabemos que pasa.
Estaba tan bien hasta hace unos días, pero has tenido que aparecer y revolucionar mi mundo, despertar algo, algo que no quería porque siempre me ha dado más momentos malos que felices. Estoy cansada de intentar pensar que algún día pasará cuando ya sé la respuesta. 
Me gustaría que pasara algo, ya sea bueno o malo, pero que pase, simplemente para saber que camino seguir, porque es horroroso no saber que hacer, sufrir por algo que a lo mejor no es, necesito seguir para olvidar o dejar entrar a esa persona en mi vida. Juro por mi vida que si él da el primer paso y lo hace favorablemente a nuestra situación, juro, que a partir de ese momento esta chica que está aquí dejará sus miedos, y nunca he dicho algo tan segura de mi misma, porque me conozco y sé que lo haré.